Como Controlar la Ansiedad y sus Síntomas
Dale Puntuación a este Artículo

Quiere saber cómo controlar la ansiedad ? Somos los únicos que podemos controlar nuestra propia vida, es decir, nada ni nadie podrá ayudarnos si es que verdaderamente no adquirimos la disposición de hacer un verdadero cambio en en la raíz del problema “NUESTRA MENTE”.

La ansiedad es un trastorno obsesivo compulsivo muy difícil de eliminar , cuando nos preguntamos ¿ Como controlar la ansiedad generalizadaen cualquiera de sus tipos o manifestaciones y buscamos soluciones, realmente no somos muy buenos al tratar de calmarla. Por lo general intuimos que podemos ser más astutos y sagaces que nuestra ansiedad, y como vemos, esta por lo general casi siempre nos gana la partida.

  • Nos decimos vamos a “superar la ansiedad”, y vemos que ella nos supera.
  • Aplicamos la lógica y la razón, y tampoco nos funciona.
  • Ingerimos ansiolíticos por algún tiempo, y el problema sigue ahí.
  • Buscamos el concejo, la lógica y la razón de los demás, de amigos con mejores perspectiva, o expertos con autoridad en el tema, y en la mayoría de los casos generalmente no funciona. Y nos sentimos más confundidos y más ansiosos.
  • Precisa de una buena cantidad de tiempo y energía, pero aun así sudamos haciendo ejercicio, ya que escuchamos que es la mejor solución que algunas persona han encontrado para controlar la ansiedad,   pero aun así continuamos confundidos y con la ansiedad rebotando en nuestra alma y nuestro cuerpo.

Como Controlar la ansiedad generalizada ?

combatir la ansiedad

Los episodios de ansiedad son un problema humano casi universal, muchas personas padecen este mal alrededor del mundo. Existen un sin par de disparadores y detonadores de la ansiedad, y la contundencia y severidad varía de muy leve a potencialmente mortal y desquiciante, pero lo paradójico es que casi toda la humanidad la sufre, son millones las personas que buscan como curar la ansiedad.

Sin embargo para los que sufrimos de este mal, en un grado más que leve, tendemos a devanarnos el cerebro pensando en la forma o manera de reducir la ansiedad y ponerla lejos de nosotros, y no nos damos cuenta que, PENSAR es lo que nos ha llevado de narices a padecer la ansiedad como “enfermedad”.

En nuestro tormento ansioso no entendemos que entre más pensamos en la ansiedad, más se afinca en nosotros. Alguien dijo una vez no se puede combatir el fuego con fuego, así que si queremos de algún modo eliminar o por lo menos reducir la ansiedad debemos dejar de estresarnos y pensar tanto en esto.

Medicamentos para la ansiedad Controlar y bajar de peso

Cuando nos encontramos en una situación que nos genera ansiedad, hacemos una interpretación de lo que esa situación significa para nosotros, es decir, surge en nosotros una serie de pensamientos relacionados con lo que nos está pasando en ese momento.

Los trastornos de ansiedad también son más frecuentes en las mujeres. Según datos de la OMS, un hombre tiene la mitad de riesgo que una mujer de sufrir ansiedad a lo largo de su vida. La edad de inicio de esta patología se sitúa entre los 20 y los 40 años, y la posibilidad de padecerla disminuye a medida que la edad aumenta; entonces da lugar a otras formas de ansiedad que tienen su base en los estados depresivos.

Si lo has notado estos pensamientos son los que directamente están causando la ansiedad, y del manejo que le demos a esos pensamientos, puede agravarse, desaparecer o reducir la ansiedad. Por lo tanto, si somos capaces de ser conscientes respecto a lo que pensamos y tenemos el valor de modificarlo, tendremos en nuestras manos una poderosa herramienta para combatir la ansiedad . 

Como Controlar La Ansiedad y los Pensamientos Negativos

Aplicar esta técnica en el momento mismo en que estamos teniendo un ataque de ansiedad, no va a eliminar la ansiedad; es decir, cuando el corazón late a mil por hora, tenemos náuseas, o hiperventilamos, va a ser muy difícil ser consciente de lo que pensamos, pues nuestra mente no funciona del todo bien, y no pensamos con claridad y se nos va a ser casi imposible combatir la ansiedad en ese momento.

El mejor momento para practicar esta técnica para eliminar la ansiedad es cuando estemos tranquilos y no estemos sintiendo ningún síntoma provocado por la ansiedad. Como verás ahora vamos a ser más astutos que ella, si llevamos a cabalidad estos 4 pasos.

  • Analiza cómo surgen los pensamientos.

Escoge un lugar tranquilo donde sepas que nadie te va a interrumpir, utiliza el poder de tu imaginación, evoca el último episodio de ansiedad que tuviste, recuerda que en este momento no la tienes, pero vas a pensar y vas a imaginar que tienes un episodio de ansiedad, trata de solo imaginarlo.

Para poner un ejemplo veamos la ansiedad anticipatoria, que tiene que ver con anteponerse al futuro.

Estoy sentado en el sofá de mi casa es domingo por la tarde, y empiezo a pensar en lo que voy a hacer mañana. Empiezo a sentir lo horrible que va a ser desplazarme en medio del trafico congestionado o en el autobús lleno de pasajeros, más tarde llego a la oficina, y no puedo parar de pensar en que tengo que soportar el pesado de mi compañero de trabajo o de mi jefe instigador y opresivo.

Empezare a transpirar excesivamente, y no poder escapar de la situación, los demás me miraran y se burlaran de mí.

A esta altura puede que no sea consciente de lo que estoy pensando, puesto que han sido tantos domingos en la tarde pensando en lo mismo, que se ha vuelto automático, y aparece en mi mente sin poderlo controlar y casi sin darme cuenta.

Notarás que lo que sucede en la realidad, es que son exactamente estos pensamientos los que provocan ansiedad, y no el tráfico, ni mi compañero de trabajo, o mi jefe opresor. Son los pensamientos en si lo que causan la ansiedad y nada más, debemos aprender a distinguir los síntomas de la ansiedad.

Ahora lo que voy a hacer el martes en la mañana o el jueves en la noche, o cualquier otro día menos el domingo en la tarde, es recordar con la mayor claridad este episodio, y escribiré en una hoja de papel todos aquellos pensamientos que recorrieron mi mente y que crearon la ansiedad el domingo por la tarde.

A continuación describiré detalladamente el pensamiento “mi jefe opresor” qué significado especifico tiene para mí, y porque provoca ansiedad en mí, tirare del hilo de ese pensamiento hasta llegar al final, y ver que es mi pensamiento y la percepción que tengo de mi jefe lo que provoca ansiedad, no es mi jefe en sí, sino la percepción distorsionada que tengo de él.

Puede que en la realidad mi jefe y mi compañero de trabajo sean unos atorrantes, pero si cambio mi percepción respecto a ellos voy a dejar de sentir ansiedad.

Veamos otro ejemplo para tener una mayor claridad. El miedo a los perros, una fobia simple. El disparador de la ansiedad es estar cerca o ver un perro. Si pensamos “que perro tan hermoso” probablemente no sintamos ningún tipo de ansiedad, Sin embargo si pensamos “es peligroso, me hará daño, me va a morder” entonces sentiremos miedo, y estaremos ansiosos, la ansiedad y estrés del momento nos pone mal.

Si notas los pensamientos ejercen un gran poder en la generación de ansiedad.

La recomendación es hacer la lista de todos los pensamientos que pasen por tu mente y generen algún tipo de ansiedad, llevándolos hasta el final, no permitas dejarlos a medio camino, ve hasta la raíz del pensamiento.
Si surge alguna dificultad, que de hecho debe surgir al principio hazte estas sencillas preguntas:

  • ¿Qué tipo de pensamientos son los que hacen que me sienta de esta manera?
  • ¿Qué es lo que siento o pienso que va a suceder?
  • ¿Qué es eso tan terrible que creo que va a pasar?
  • Cuestionar cada pensamiento.

Una vez que elabores lo más honesta posible la lista de pensamientos, empieza a cuestionarlos a analizar cada pensamiento por separado. Analízalos solo como hipótesis, podrían ser ciertos o no, colócalos como preguntas. Este corto listado de preguntas te puede ayudar.

  • ¿Es real que pueda pasar esto que estoy creyendo?
  • ¿Qué posibilidades existen de que realmente esto suceda? ¿Es alta o baja?
  • Si llegara a pasar, ¿es realmente tan espantoso o es tan solo incomodo?
  • ¿Ciertamente no podré tolerarlo?
  • ¿Hay alguna certeza de que esto que siento sea real?
  • Si llegara a suceder esto que temo, ¿Cómo podría solucionarlo?
  • ¿Qué sería lo peor que podría pasar

3.- Modifica tus pensamientos.

Cuando te haces este tipo de preguntas, no solo te cuestionas a ti mismo, si no que colocas en relevancia la veracidad de cada pensamiento, y empiezas a modificarlo, a darle un matiz diferente, porque empiezas a ver que son exagerados, catastróficos, y poco realistas.

Continuando con el ejemplo de la ansiedad anticipatoria, una forma más constructiva de verlo, si cuestiono bien mis pensamientos, podría ser esta:

No voy a sentir más angustia, pues disfruto el lugar y el trabajo que hago. Es divertido manejar mi auto cuando voy a mi trabajo, si hay congestión, solamente observo a los demás conductores, elijo estar centrado y tranquilo, la música que escucho me relaja y la disfruto.

Luego llego a mi oficina, y veo como mi jefe sonríe y me saluda amablemente, elijo no permitir que ninguno de mis compañeros de trabajo altere mi estado de ánimo con sus absurdos y exabruptos, solo los observo y siento como sus tonterías me hacen reír. Elijo disfrutar cada momento que pase en mi oficina. Es maravilloso ir a trabajar. Amo mi trabajo.

  • 4.- “La práctica hace al maestro”

Practica, practica, y siempre que puedas práctica, cada día y lo más que puedas y te sea posible práctica. Si nuestro problema es la ansiedad y estrés de cualquier tipo que sea, no tenemos otra opción, solo practicando a diario vamos a poder curar la ansiedad de cualquier tipo que sea.

Recuerda la ansiedad no está en el cuerpo, está en la mente y sobre lo que pensamos y sentimos es en lo que debemos trabajar. Es la única manera de saber si es cierto que se puede aprender cómo controlar la ansiedad  Ahora te toca a ti investigarlo ¡Buena Suerte!

arrow-move>>>>Conoce ” VIVE SIN ANSIEDAD “ HAZ CLICK AQUÍ”<<<<arrow-move